divorcio

  • 11 Dic
    El delito de impago de la pensión alimenticia

    El delito de impago de la pensión alimenticia

    El impago de la pensión alimenticia, ya sea a favor del menor o a favor del cónyuge, constituye un delito penal.

    Conforme el artículo 227 del Código Penal con la pena de prisión de 3 meses a 1 año o pena de multa de 6 a 24 meses, siempre que se cumplan unos requisitos: que se deje de pagar dicha pensión durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos, y que la obligación de pago se hubiera reconocido por resolución judicial.

    Ahora bien, si no se paga la pensión alimenticia, porque el obligado no tiene medios económicos para ello, no constituirá delito. Por tanto, debe existir la voluntad manifiesta por parte del obligado de que no paga la pensión porque no quiere, y no porque no puede, siendo en todo caso la carga de la prueba de éste de demostrar que no tiene capacidad económica suficiente para ello.

    En cualquier caso, es recomendable buscar el asesoramiento de un abogado antes de iniciar cualquier trámite.

    Si queréis tener más información relativa al delito de impago de la pensión alimenticia, podéis ver el programa de TV Lleida “El debat de Lleida Activa”, en el que nuestra abogada, Andrea Lombana, especialista en derecho penal, nos expuso qué requisitos se tienen que cumplir para que estemos delante de un delito de impago de pensión alimenticia.

    Tan sólo tenéis que hacer clic en el enlace donde se puede visualizar un consejo sobre el impago de la pensión alimentícia.

  • 28 Feb
    El incumplimiento del régimen de visitas fijado en una sentencia de divorcio

    El incumplimiento del régimen de visitas fijado en una sentencia de divorcio

    Cualquier procedimiento de divorcio o separación con hijos menores de edad, en el que se atribuye la guarda y custodia a uno de los padres en exclusiva, necesariamente comporta la regulación de un régimen de visitas que supone que durante un tiempo estos hijos deben de estar con el padre o con la madre a quien no se le haya atribuido la custodia.

    Ahora bien, si el progenitor que tiene la custodia dificulta el cumplimiento del régimen de visitas o bien no lo cumple, como por ejemplo cuando no devuelven a los hijos menores cuando corresponde, estaremos ante un incumplimiento del régimen de visitas.

    En estos casos de incumplimiento del régimen de visitas se debe de interponer demanda ante la jurisdicción civil, reclamando el cumplimiento de lo pactado en convenio o el que se haya declarado por sentencia con la intervención de abogado y procurador.

    En este procedimiento, también se podría solicitar la imposición de multas coercitivas periódicas al padre o a la madre que incumplen el régimen de visitas, o incluso, se le podría advertir que estaría desobedeciendo la Autoridad Judicial por lo que se podría acudir a la vía penal.

    Tenemos que advertir que debido a la última reforma legislativa, ya no se puede interponer directamente denuncia ante los Mosos de Esquadra para iniciar un juicio de faltas, por lo que actualmente sólo queda la opción de acudir inicialmente a la vía civil.

    Si queréis tener más información sobre las consecuencias jurídicas del incumplimiento del régimen de visitas, podéis ver el programa en el que participó la abogada de nuestro despacho, Laura Buetas Jordà, en el programa de “El Debat de Lleida Activa” de TV Lleida en el siguiente enlace: régimen visitas.

  • 12 Jul
    La fiscalidad en los divorcios

    La fiscalidad en los divorcios

    El divorcio genera unos hechos de carácter económico que pueden estar gravados por una serie de impuestos, como seria por ejemplo, la pensión de alimentos, ya sea a favor del cónyuge o a favor de los hijos, la prestación compensatoria entre cónyuges y por razón del trabajo, así como las adjudicaciones de bienes que se pueden hacer entre las partes.

    Las pensiones de alimentos a favor del cónyuge y las prestaciones compensatorias también entre cónyuges, tienen la consideración de rendimiento del trabajo para la persona que la recibe, mientras que para quien lo paga, se lo podrá deducir de su base imponible cuando realice la declaración de la renta.

    Ahora bien, si la prestación compensatoria entre cónyuges decide abonarla en un solo pago, no deberá de declarar todo lo que cobra en su declaración de la renta, pudiéndose aplicar una deducción de hasta el 40%, y si la paga en bienes, también estará gravada por el impuesto de transmisiones patrimoniales.

    En cambio, si es una pensión de alimentos a favor de los hijos, no estará sujeta a ningún impuesto, tanto para quien la recibe, que no será necesario que la declare, como para quien la pague, que tampoco se la podrá deducir. Los mismo sucede con la compensación por razón de trabajo, pero si su pago se realiza con bienes, también estará sujeto al impuesto de transmisiones patrimoniales.

    Y en cuanto las adjudicaciones de bienes entre cónyuges, ya sea por una disolución de gananciales o bien por una separación de bienes, si es una repartición proporcional entre las partes, tampoco estará sujeto a impuesto alguno.

    Si queréis tener más información sobre la fiscalidad del divorcio, podéis volver a ver el programa de “El Debat de Lleida Activa” de TV Lleida, en el que participó el abogado de nuestro despacho, Antoni Palau, para explicarnos cuales son los impuestos que genera determinados hechos que tienen relación con el divorcio. Tan sólo tenéis que clicar el siguiente enlace: impuestos divorcio.

  • 08 Dic
    La potestad parental y la resolución de conflictos

    La potestad parental y la resolución de conflictos

    La nueva Ley de Jurisdicción Voluntaria regula un procedimiento específico y ágil para solicitar el auxilio judicial en los supuestos de desacuerdo entre los progenitores separados o divorciados en relación a las decisiones que afectan sus hijos menores de edad.

    La potestad parental es el derecho y deber de los padres de proteger el bienestar de sus hijos menores de edad, entendiendo como tal, su educación, alimentación y la gestión y administración del patrimonio de sus hijos.

    Si los padres están divorciados, aún y que uno de ellos tenga la guardia y custodia de sus menores en exclusiva, la potestad parental la asumen solidariamente, es decir, los dos progenitores, con la excepción de que se haya pactado expresamente que uno de ellos lo haga o que por motivos legales uno de ellos tenga suspendida la potestad.

    Si los progenitores no llegan a un acuerdo en relación a las decisiones que afectan a sus hijos menores de edad, los Tribunales pueden entrar a valorar la inscripción de sus hijos, el cambio de centro escolar de público a privado o al revés, el cambio de residencia del menor o incluso, cuestiones relacionadas con las actividades escolares.

    Para aquellos supuestos de desacuerdo entre los progenitores separados o divorciados respecto las decisiones que afectan a sus hijos menores de edad, la nueva Ley de Jurisdicción Voluntaria prevé un procedimiento específico y ágil, que se inicia mediante una solicitud al juez competente, se cita a las partes a una comparecencia en la que intervendrá el Ministerio Fiscal y finalmente será el juez quien dictamine la decisión que se tomará, siempre teniendo en cuenta el previo informe del Ministerio Fiscal y el interés del menor.

    El consejo que os damos si os encontráis en una situación de divorcio o separación en la que se produce un desacuerdo en las decisiones que afectan a vuestros hijos menores de edad, es acudir a un abogado de vuestra confianza para que os ayude a determinar si es necesario iniciar un procedimiento judicial o bien, si es suficiente llegar a un acuerdo mediante una negociación, ya sea directamente con el otro progenitor o bien su abogado si fuera el caso.

    Si queréis tener más información sobre los supuestos de desacuerdo en la potestad parental, podéis volver a ver el programa de “El debat de Lleida Activa” de TV Lleida, en el que la abogada de nuestro despacho, especialista en derecho de familia, Laura Buetas, nos explicó cuales son los pasos a seguir. Tan sólo tenéis que clicar el siguiente enlace: potestad parental.

  • 10 Jul
    La modificación de una sentencia de divorcio, separación o guarda y custodia

    La modificación de una sentencia de divorcio, separación o guarda y custodia

    En un proceso de familia, se puede instar la modificación posterior de una sentencia de divorcio, separación o guarda y custodia.

    En un procedimiento de divorcio o separación o guarda y custodia, la norma general es que las sentencias no son susceptibles de posterior modificación, pero en los procesos de familia, dada la trascendental incidencia que pueden tener sus resoluciones, sí que se puede instar su modificación, siempre que se cumplan los requisitos exigidos por la normativa aplicable.

    Como en cualquier proceso de divorcio o separación, la modificación de medidas lo pueden solicitar ambas partes de común acuerdo, una de las partes con el consentimiento de la otra o bien, una de las partes de forma unilateral, pero en este caso, se abrirá un proceso contencioso, en que el será el juez quien decidirá si procede o no dicha modificación mediante sentencia.

    En cuanto los requisitos para poder modificar una sentencia de familia, hay que acreditar que ha habido un cambio sustancial en las circunstancias en las que se tuvieron en cuenta en el momento de dictar la medida que ahora se pretende modificar. Asimismo, hay que acreditar que dicha modificación no ha sido provocada por la misma parte que ahora pretende su modificación. Además, la modificación que se inste tiene que ser perdurable en el tiempo, que no sea puntual. Y obviamente, que se trate de una modificación de especial relevancia.

    Igualmente, aconsejamos que antes de instar la modificación de una medida en un proceso familiar de divorcio, separación o guarda y custodia, se solicite el asesoramiento de un profesional de vuestra confianza, para que os pueda indicar si realmente se cumplen o no los requisitos indicados anteriormente.

    Si queréis tener más información sobre la modificación de medidas en un proceso de divorcio, separación o guarda y custodia, la abogada de nuestro despacho, Andrea Lombana, nos expuso los requisitos exigidos para proceder a la modificación de dichas medidas en el programa “El debat de Lleida Activa” de TV Lleida. Tan sólo tenéis que hacer clic en el siguiente enlace: modificación medidas. 

  • 15 Jun
    La pensión de alimentos a los hijos y sus particularidades

    La pensión de alimentos a los hijos y sus particularidades

    Cualquier situación de divorcio, separación matrimonial o de pareja de hecho, implica la obligación de pagar una determinada cuantía mensual a favor de los hijos en común.

    En los supuestos de divorcio, separación matrimonial o de pareja de hecho, conlleva la obligación por parte del progenitor al que no le ha concedido la custodia, si estamos ante una custodia exclusiva, o bien a cargo de los dos progenitores si estamos ante una custodia compartida, de abonar la correspondiente pensión de alimentos.

    Se entiende por alimentos todo lo indispensable para el mantenimiento, vivienda, ropa y asistencia médica, así como los gastos necesarios para la formación del menor. Ahora bien, si ya es mayor de edad, pero continua con su formación y siempre que mantenga un rendimiento regular, también se tendrá que pagar los gastos derivados de dicha formación.

    En cuanto la cuantificación de la pensión de alimentos, se tendrá que ponderar las necesidades de los hijos y las posibilidades económicas de los padres. Sin embargo, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial, ha confeccionado unas tablas orientadoras para la fijación de la pensión de alimentos a favor de los hijos en los procesos de familia, que actualmente los Juzgados las están aplicando.

    Asimismo, conviene destacar que la pensión de alimentos se trata de un derecho irrenunciable, de manera que aunque el progenitor obligado al pago de la pensión, no disponga de ingresos, siempre que esté dentro de la edad laboral, que no tenga ningún tipo de discapacidad, ni esté en situación de extrema indigencia, las Audiencias Provinciales siguen determinando el pago de una pensión de alimentos de como mínimo 150 euros mensuales.

    Por otro lado, hay que recordar que en los supuestos de custodia compartida, en los que además se produce una desproporción entre los ingresos de los progenitores, ello no excluye del pago de la pensión de alimentos. En estos casos, lo que se hace es abrir una cuenta bancaria, en la que cada progenitor ingresará mensualmente la parte que les corresponde.

    Finalmente, destacar que la obligación de pagar la pensión de alimentos no se extingue automáticamente con la mayoría de edad de los hijos, puesto que hasta que no sean independientes en el término económico y siempre que demuestren que siguen de forma regular con sus estudios o formación, tendrán derecho a seguir cobrando la pensión de alimentos.

    Si queréis tener más información sobre la pensión de alimentos a favor de los hijos, podéis ver el programa de “El debat de Lleida Activa”, donde la abogada de nuestro despacho, Laura Buetas Jordà, expuso las particularidades de la pensión de alimentos. Podéis volver a ver el programa, haciendo un simple clic en el siguiente enlace: pensión alimentos.

  • 13 May
    Derechos y obligaciones en cuanto la atribución del domicilio familiar en el supuesto de separación o divorcio

    Derechos y obligaciones en cuanto la atribución del domicilio familiar en el supuesto de separación o divorcio

    La separación, el divorcio, la extinción de la pareja o nulidad matrimonial, implica que uno de los cónyuges o miembros de la pareja de hecho, tendrá que decidir quien se atribuye el domicilio familiar.

    La atribución en uso del domicilio familiar en los supuestos de separación, divorcio, extinción de la pareja y nulidad matrimonial, implica una serie de derechos y obligaciones.

    En cuanto los derechos, si antes estábamos en una situación de arrendamiento, el arrendatario puede continuar con el uso de la vivienda, mientras que el otro cónyuge o miembro de la pareja de hecho, tendrá que irse del domicilio. En cambio, si antes estábamos en una situación de propiedad, uno de los dos con los hijos, tendrá el derecho exclusivo de ocupar el domicilio familiar, mientras que el otro tendrá que irse del domicilio, pero a cambio de una compensación debido a la cesión de la propiedad.

    En cuanto las obligaciones, y en el supuesto de que anteriormente estuvieran en una situación de arrendamiento, el arrendatario tiene que manifestar al propietario en el plazo de los 2 meses siguientes a la notificación de la resolución de divorcio, separación, extinción de la pareja o nulidad matrimonial, su voluntad de seguir con el uso de la vivienda familiar.

    Y en el supuesto de que estuvieran en situación de propiedad, se tiene que diferenciar que las cargas de la vivienda, se tiene que compartir entre los dos, por ejemplo, la adquisición de la hipoteca, con independencia de quien se quede con el uso de la vivienda familiar. En cambio, los gastos, como por ejemplo, la agua o el impuesto de contribución, las pagará aquel que se quede con el uso exclusivo del domicilio familiar.

    Si queréis tener más información relativa a los derechos y obligaciones de la atribución del domicilio familiar, podéis ver el programa de “El debat de Lleida activa” de TV Lleida, en el que nuestro abogado, Antoni Palau, nos expuso los efectos de la atribución del domicilio familiar, en el siguiente enlace:  atribución domicilio familiar.