impuestos

  • 15 Ene
    Las dos alternativas para reducir la cantidad a pagar por impuestos

    Las dos alternativas para reducir la cantidad a pagar por impuestos

    Aunque hasta los meses de mayo y junio no nos preocupemos para la declaración de la renda, es necesario realizar una estimación o simulación de las cantidades que tendremos que pagar e intentar reducir los impuestos a pagar, ya sea a través de un plan de pensiones o bien, a través de la amortización de la hipoteca.

    Respecto los planes de pensiones, es una opción preferible para las personas de mediana edad que no tengan hipoteca en su vivienda habitual. Si destinan determinadas cantidades en un plan de pensiones, tendrán una reducción en la base imponible por el mismo importe destinado, es decir, si han obtenido 20.000 euros de ingresos y destinan 5.000 euros en planes de pensiones, les tocará tributar sobre una base imponible de 15.000 euros.

    Ahora bien, cuando rescaten el plan de pensiones, les tocará tributar sobre las cantidades destinadas aunque con ciertas ventajas fiscales. Asimismo, les recordamos que como máximo pueden aportar 8.000 euros en planes de pensiones.

    Y respecto la segunda alternativa, consiste en la amortización de la hipoteca para aquellas viviendas habituales adquiridas antes del año 2013, de las que se podrán deducir hasta un 15% del importe destinado. No obstante, la cantidad máxima que se puede amortizar por hipoteca es de 9.040 euros por año y por contribuyente.

    Si queréis tener más información sobre las dos alternativas para reducir la cantidad a pagar en futuros impuestos, podéis volver a ver el programa de “El Debat de Lleida Activa” de TV Lleida, en el que participó el economista de nuestro despacho, Alex Moragues. Tan sólo tenéis que clicar el siguiente enlace: reducción impuestos.

  • 18 Jun
    Los impuestos que gravan la compraventa de un inmueble

    Los impuestos que gravan la compraventa de un inmueble

    La compraventa de un inmueble es una operación compleja que conlleva una serie de repercusiones a nivel fiscal relevantes.

    En la compraventa de un inmueble, hay que pagar una serie de impuestos, que variarán dependiendo de si eres comprador o vendedor, así como de la naturaleza urbana o rústica de la finca, de si los que intervienen tienen o no la condición de empresario, o si se trata de la primera o segunda adjudicación de vivienda.

    A nivel introductorio, se puede delimitar que el comprador tiene que pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales y el impuesto sobre el valor añadido (IVA), mientras que al vendedor se le grabará la diferencia de valor entre la compra y la venta del inmueble, del tal modo que si ha obtenido una ganancia, le repercutirá en la declaración de la renta de las personas físicas, mientras que si reúne la condición de empresario, le repercutirá en el impuesto de sociedades. Asimismo, no nos podemos olvidar del polémico impuesto de la plusvalía municipal que deberá de abonar el vendedor a favor del Ayuntamiento.

    Ahora bien, hay que diferenciar si estamos ante una finca de naturaleza rústica o urbana, ya que los impuestos a pagar dependerán del tipo de inmueble que se compre o se venda.

    Si es una compraventa de un inmueble rústico, el comprador tendrá que pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales, que a Cataluña es del 10% del precio fijado en la escritura pública. En cambio, el vendedor, le repercutirá en la declaración de la renta o bien, en el Impuesto de Sociedades si es empresario, siempre que haya obtenido una ganancia entre la diferencia de valor entre la compra y la venta del inmueble.

    Si estamos ante una compraventa de un inmueble urbano, y siempre que se trate de una primera transmisión de una vivienda, el comprador estará sujeto a un 10% de IVA, pero si se trata de un local comercial o una plaza de garaje que no esté anexado con la vivienda, tendrá que pagar un 21% de IVA. Asimismo, tendrá que pagar un 5% del precio fijado en la escritura por el impuesto de actos jurídicos documentados. En cambio, si es segunda transmisión, será el 10% del precio fijado en escritura.

    Siguiendo con el supuesto de una compraventa de un inmueble urbano, pero siendo vendedor, tendrá que pagar la polémica plusvalía municipal a favor del Ayuntamiento, además del 19% al 23% en la declaración de la renta por la ganancia obtenida, o bien, el tipo aplicable a la empresa si reúne la condición de empresario dentro del impuesto de sociedades.

    Como podéis observar, es complejo fiscalizar correctamente una compraventa de un inmueble. Por ello, os aconsejamos que os asesoréis a través del profesional de vuestra confianza,para evitar problemas a nivel fiscales y legales.

    Si queréis saber más información relativa a los impuestos que hay que pagar en el supuesto de una compraventa de un inmueble, podéis volver a ver el programa de “El debat de Lleida Activa”, de TV Lleida, donde el abogado de nuestro despacho, Felip García, nos explicó detalladamente los impuestos que graban una compraventa de un inmueble. Tan sólo tenéis que hacer un clic en el siguiente enlace: impuestos compraventa inmueble.