IRPF

  • 01 Abr
    Las novedades de la declaración de la renta del ejercicio 2018

    Las novedades de la declaración de la renta del ejercicio 2018

    En la actual declaración de la renta nos encontramos con varias novedades tanto respecto aspectos formales como los relativos a los límites de obligación de tributación.

    Respecto los aspectos formales, este año ya no existe la posibilidad de presentar la declaración en formato papel, por lo que se tendrá que realizar ante la misma Agencia Tributaria, o bien mediante medios telemáticos con certificado digital o con signatura electrónica.

    Otra de las novedades más destacables es que este año las cantidades recibidas por las prestaciones de paternidad y maternidad no tributan, por lo que están exentas.

    En cuanto los límites de tributación, este año se ha modificado el importe a partir del cual más de un pagador debe de declarar por IRPF que ahora es de 14.000 euros envés de los 12.000 euros del año anterior.

    Asimismo, tenemos deducciones que ya existían pero que también se ha modificado su importe. Es el supuesto de las cantidades a deducir por familiar numerosas que se incrementa en 600’00 euros (50 euros mensuales), así como la deducción por los gastos pagados en concepto de guardería que es de hasta 1.000 euros.

    Recordar que existe la posibilidad de fraccionar el pago en dos plazos sin intereses, debiendo de pagar el 60% del importe resultante en el mes de junio y el restante 40% el 5 de noviembre.

    Y finalmente aconsejaros de la importancia de revisar los borradores remitidos por la Agencia Tributaria y antes de confirmarlos mejor que los revise un profesional.

    Para más información, os dejamos el siguiente enlace: renta 2018.

    By Miriam Parramona Temas de interés jurídico ,
  • 23 Nov
    La exención de IRPF en la prestación de maternidad

    La exención de IRPF en la prestación de maternidad

    Hasta ahora la Agencia Tributaria obligaba a tributar a aquellos contribuyentes que habían obtenido beneficios de la prestación de maternidad y paternidad, pero con la reciente sentencia del Tribunal Supremo de fecha de 3 de octubre de 2018, las prestaciones de maternidad están exentas de IRPF.

    Ahora bien, se podrán beneficiar aquellos contribuyentes que hayan cobrado la prestación de maternidad a partir del ejercicio del 2014 o que hayan cobrando algunos meses de la indicada prestación durante el año 2014, ya que se aplica el plazo general de prescripción de 4 años.

    Las cantidades que se pueden recuperar varían en función del salario base de cada contribuyentes y obviamente, de la cantidad que recibieron en concepto de prestación de maternidad, pero en algunos supuestos se puede llegar hasta los 3.000 euros.

    Para solicitar la devolución de las cantidades abonadas por IRPF en la prestación de maternidad, se deberá de presentar un escrito ante la Agencia Tributaria solicitando la rectificación de la autoliquidación del Impuesto sobre la Renta y pedir la devolución de ingresos indebidos.

    Para más información os dejamos el siguiente enlace, expuesto por el economista de nuestro despacho, Alex Moragues: IRPF maternidad.

  • 28 Oct
    La prestación de maternidad y su exención de tributación

    La prestación de maternidad y su exención de tributación

    Pueden ser beneficiarios de la prestación de maternidad todos aquellos que con independencia de que sean hombre o mujer, estén en situación de suspensión de su contrato de trabajo, ya sea por maternidad, adopción, guarda legal con fines de adopción o acogimiento familiar.

    Para ser beneficiarios de la prestación por maternidad, se deben de cumplir unos requisitos, que son estar afiliado a la Seguridad Social, ya sea en situación de alta o alta asimilada y cumplir con un período mínimo de cotización, que además dependerá de la edad de la trabajadora en el momento del parto.

    Si se cumplen dichos requisitos, la trabajadora podrá solicitar al INSS la percepción del subsidio por maternidad mediante una solicitud oficial y será este Organismo, el que se encargará de abonar a la trabajadora la percepción por maternidad.

    En cuanto la tributación de la prestación por maternidad, hasta ahora dicha prestación tributaba como rendimiento del trabajo en el impuesto de las personas físicas, pero ahora se acaba de publicar la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 6 de julio de 2016, que obliga a la Agencia Tributaria a devolver 3.135 euros por el importe sobre el que se tributó en la prestación de maternidad de la trabajadora, así como la aplicación de intereses legales, por interpretar que dicha prestación de maternidad está exenta de tributar de acuerdo con el artículo 7.h de la Ley 35/2006, del Impuesto de las Personas Físicas.

    Sin embargo, esta sentencia tan sólo tiene efectos para la trabajadora que ha reclamado exclusivamente la exención de tributación en su prestación por maternidad, por lo que si habéis solicitado la prestación por maternidad en los últimos cuatro años, ahora podéis reclamar judicialmente que os devuelvan la cantidad sobre la que os aplicaron una retención en vuestra prestación de maternidad por IRPF.

    El consejo que os damos es que acudáis al profesional de vuestra confianza, para que os ayude a determinar la cantidad objeto de reclamación, así como el procedimiento a seguir para reclamarlo administrativamente y judicialmente, pero especialmente es necesario acudir a un  profesional para que os indique si vuestra reclamación está o no prescrita, puesto que aplicamos la prescripción de cuatro años para pedir a la Agencia Tributaria que nos devuelvan las cantidades indebidas derivadas de liquidaciones de impuestos.

    Si queréis tener más información sobre la prestación de maternidad y su exención de tributación, podéis volver a ver el programa “El Debat de Lleida Activa” de TV Lleida, en el que la abogada de nuestro despacho, Miriam Parramona, nos detalló los requisitos de acceso a la prestación, así como la novedad sobre la exención de su tributación por IRPF. Tan sólo tenéis que clicar el siguiente enlace: prestación maternidad.

  • 18 Jun
    Los impuestos que gravan la compraventa de un inmueble

    Los impuestos que gravan la compraventa de un inmueble

    La compraventa de un inmueble es una operación compleja que conlleva una serie de repercusiones a nivel fiscal relevantes.

    En la compraventa de un inmueble, hay que pagar una serie de impuestos, que variarán dependiendo de si eres comprador o vendedor, así como de la naturaleza urbana o rústica de la finca, de si los que intervienen tienen o no la condición de empresario, o si se trata de la primera o segunda adjudicación de vivienda.

    A nivel introductorio, se puede delimitar que el comprador tiene que pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales y el impuesto sobre el valor añadido (IVA), mientras que al vendedor se le grabará la diferencia de valor entre la compra y la venta del inmueble, del tal modo que si ha obtenido una ganancia, le repercutirá en la declaración de la renta de las personas físicas, mientras que si reúne la condición de empresario, le repercutirá en el impuesto de sociedades. Asimismo, no nos podemos olvidar del polémico impuesto de la plusvalía municipal que deberá de abonar el vendedor a favor del Ayuntamiento.

    Ahora bien, hay que diferenciar si estamos ante una finca de naturaleza rústica o urbana, ya que los impuestos a pagar dependerán del tipo de inmueble que se compre o se venda.

    Si es una compraventa de un inmueble rústico, el comprador tendrá que pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales, que a Cataluña es del 10% del precio fijado en la escritura pública. En cambio, el vendedor, le repercutirá en la declaración de la renta o bien, en el Impuesto de Sociedades si es empresario, siempre que haya obtenido una ganancia entre la diferencia de valor entre la compra y la venta del inmueble.

    Si estamos ante una compraventa de un inmueble urbano, y siempre que se trate de una primera transmisión de una vivienda, el comprador estará sujeto a un 10% de IVA, pero si se trata de un local comercial o una plaza de garaje que no esté anexado con la vivienda, tendrá que pagar un 21% de IVA. Asimismo, tendrá que pagar un 5% del precio fijado en la escritura por el impuesto de actos jurídicos documentados. En cambio, si es segunda transmisión, será el 10% del precio fijado en escritura.

    Siguiendo con el supuesto de una compraventa de un inmueble urbano, pero siendo vendedor, tendrá que pagar la polémica plusvalía municipal a favor del Ayuntamiento, además del 19% al 23% en la declaración de la renta por la ganancia obtenida, o bien, el tipo aplicable a la empresa si reúne la condición de empresario dentro del impuesto de sociedades.

    Como podéis observar, es complejo fiscalizar correctamente una compraventa de un inmueble. Por ello, os aconsejamos que os asesoréis a través del profesional de vuestra confianza,para evitar problemas a nivel fiscales y legales.

    Si queréis saber más información relativa a los impuestos que hay que pagar en el supuesto de una compraventa de un inmueble, podéis volver a ver el programa de “El debat de Lleida Activa”, de TV Lleida, donde el abogado de nuestro despacho, Felip García, nos explicó detalladamente los impuestos que graban una compraventa de un inmueble. Tan sólo tenéis que hacer un clic en el siguiente enlace: impuestos compraventa inmueble.