pensión alimentos

  • 06 Sep
    El nacimiento de un hijo como modificación sustancial de la pensión de alimentos

    El nacimiento de un hijo como modificación sustancial de la pensión de alimentos

    Cuando después del divorcio, uno de los cónyuges tiene la obligación de pagar la pensión compensatoria a favor de los hijos y le nacen nuevos hijos de una segunda relación, esta circunstancia puede constituir una modificación de las pensiones de alimentos que se pagaban a los primeros hijos.

    Hasta ahora, el criterio que han mantenido los Juzgados de Familia y las Audiencias Provinciales, era la de mantener el nivel de vida de los primeros hijos, con independencia de que hubiesen nacido otros hijos fruto de una segunda relación.

    Sin embargo, esta situación ha cambiado drásticamente a partir de la publicación de la sentencia del Tribunal Supremo de fecha de 21 de septiembre de 2016, en la que se declara que si el mantenimiento del hijo supone una carga para el matrimonio se deberá de actualizar la pensión de los menores de acuerdo con los medios económicos de la nueva unidad familiar, siempre que se pruebe que la madre de esta segunda relación no tiene ingresos y que estos ingresos dependen exclusivamente del progenitor que está pagando las pensiones de los hijos nacidos de la primera relación de la que se está divorciando.

    Si queréis tener más información sobre las consecuencias del nacimiento de un hijo fruto de otra relación en las pensiones de alimentos de los primeros hijos, podéis volver a ver el programa de “El Debat de Lleida Activa” de TV Lleida, en el que participó la abogada de nuestro despacho, Laura Buetas. Tan sólo debéis de clicar el siguiente enlace: modificación medidas.

  • 12 Jul
    La fiscalidad en los divorcios

    La fiscalidad en los divorcios

    El divorcio genera unos hechos de carácter económico que pueden estar gravados por una serie de impuestos, como seria por ejemplo, la pensión de alimentos, ya sea a favor del cónyuge o a favor de los hijos, la prestación compensatoria entre cónyuges y por razón del trabajo, así como las adjudicaciones de bienes que se pueden hacer entre las partes.

    Las pensiones de alimentos a favor del cónyuge y las prestaciones compensatorias también entre cónyuges, tienen la consideración de rendimiento del trabajo para la persona que la recibe, mientras que para quien lo paga, se lo podrá deducir de su base imponible cuando realice la declaración de la renta.

    Ahora bien, si la prestación compensatoria entre cónyuges decide abonarla en un solo pago, no deberá de declarar todo lo que cobra en su declaración de la renta, pudiéndose aplicar una deducción de hasta el 40%, y si la paga en bienes, también estará gravada por el impuesto de transmisiones patrimoniales.

    En cambio, si es una pensión de alimentos a favor de los hijos, no estará sujeta a ningún impuesto, tanto para quien la recibe, que no será necesario que la declare, como para quien la pague, que tampoco se la podrá deducir. Los mismo sucede con la compensación por razón de trabajo, pero si su pago se realiza con bienes, también estará sujeto al impuesto de transmisiones patrimoniales.

    Y en cuanto las adjudicaciones de bienes entre cónyuges, ya sea por una disolución de gananciales o bien por una separación de bienes, si es una repartición proporcional entre las partes, tampoco estará sujeto a impuesto alguno.

    Si queréis tener más información sobre la fiscalidad del divorcio, podéis volver a ver el programa de “El Debat de Lleida Activa” de TV Lleida, en el que participó el abogado de nuestro despacho, Antoni Palau, para explicarnos cuales son los impuestos que genera determinados hechos que tienen relación con el divorcio. Tan sólo tenéis que clicar el siguiente enlace: impuestos divorcio.

  • 15 Jun
    La pensión de alimentos a los hijos y sus particularidades

    La pensión de alimentos a los hijos y sus particularidades

    Cualquier situación de divorcio, separación matrimonial o de pareja de hecho, implica la obligación de pagar una determinada cuantía mensual a favor de los hijos en común.

    En los supuestos de divorcio, separación matrimonial o de pareja de hecho, conlleva la obligación por parte del progenitor al que no le ha concedido la custodia, si estamos ante una custodia exclusiva, o bien a cargo de los dos progenitores si estamos ante una custodia compartida, de abonar la correspondiente pensión de alimentos.

    Se entiende por alimentos todo lo indispensable para el mantenimiento, vivienda, ropa y asistencia médica, así como los gastos necesarios para la formación del menor. Ahora bien, si ya es mayor de edad, pero continua con su formación y siempre que mantenga un rendimiento regular, también se tendrá que pagar los gastos derivados de dicha formación.

    En cuanto la cuantificación de la pensión de alimentos, se tendrá que ponderar las necesidades de los hijos y las posibilidades económicas de los padres. Sin embargo, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial, ha confeccionado unas tablas orientadoras para la fijación de la pensión de alimentos a favor de los hijos en los procesos de familia, que actualmente los Juzgados las están aplicando.

    Asimismo, conviene destacar que la pensión de alimentos se trata de un derecho irrenunciable, de manera que aunque el progenitor obligado al pago de la pensión, no disponga de ingresos, siempre que esté dentro de la edad laboral, que no tenga ningún tipo de discapacidad, ni esté en situación de extrema indigencia, las Audiencias Provinciales siguen determinando el pago de una pensión de alimentos de como mínimo 150 euros mensuales.

    Por otro lado, hay que recordar que en los supuestos de custodia compartida, en los que además se produce una desproporción entre los ingresos de los progenitores, ello no excluye del pago de la pensión de alimentos. En estos casos, lo que se hace es abrir una cuenta bancaria, en la que cada progenitor ingresará mensualmente la parte que les corresponde.

    Finalmente, destacar que la obligación de pagar la pensión de alimentos no se extingue automáticamente con la mayoría de edad de los hijos, puesto que hasta que no sean independientes en el término económico y siempre que demuestren que siguen de forma regular con sus estudios o formación, tendrán derecho a seguir cobrando la pensión de alimentos.

    Si queréis tener más información sobre la pensión de alimentos a favor de los hijos, podéis ver el programa de “El debat de Lleida Activa”, donde la abogada de nuestro despacho, Laura Buetas Jordà, expuso las particularidades de la pensión de alimentos. Podéis volver a ver el programa, haciendo un simple clic en el siguiente enlace: pensión alimentos.